Carta Abierta al Honorable Concejo Municipal de Santiago

Carta Abierta al Honorable Concejo Municipal de Santiago

Por Asociación Profesionales Pedro de Valdivia, 9 septiembre, 2022

En las últimas sesiones del Honorable Concejo Municipal y también en las Comisiones de éste, hemos sido testigos de intervenciones desafortunadas de algunas concejalas que han sido emitidas con muy poco rigor y carencia de información veraz y específica, desviándose de aquello que tan expresamente el legislador indica en la Ley Orgánica Constitucional que rige su desempeño.

Los funcionarios municipales somos trabajadores y trabajadoras que como todos, merecemos ser tratados con respeto, sobre todo cuando las expresiones provienen de miembros de un cuerpo colegiado que se ha organizado para dar gobierno al municipio y a la comuna y que conjuntamente con la alcaldía, son las responsables de llevar a cabo la política edilicia y la administración del Municipio.

Es por ello que consideramos lesivo para los funcionarios y funcionarias, que en reiteradas oportunidades se hagan afirmaciones que pretenden desconocer los derechos ganados y adquiridos por los trabajadores municipales a lo largo de los años y que han sido incorporados como parte de las obligaciones que el empleador tiene para con nosotros; reclamarlos y exigirlos no es signo ni de aprovechamiento ni de frescura, sino más bien la expresión más genuina de que las conquistas ganadas se defienden.

Cuando se busca denostar a los funcionarios, tratando de ironizar diciendo que se harán «sueldos millonarios», que son «directores privilegiados» y otras afirmaciones que catalogamos como denostativas y gratuitas, se deja entrever un claro desconocimiento de cómo está estructurado el municipio como institución, de cóm0 se conforma una carrera funcionaria y cómo en definitiva se entiende el progreso de los trabajadores, más allá de sesgos o interpretaciones mañosas y alejadas de la realidad.

Creemos que prácticas como estas deben ser revisadas y corregidas, porque en el aprecio que todos tenemos por la función pública y el valor del desempeño en el Estado, el respeto es la primera de las virtudes que debiera practicarse para entenderse y relacionarse entre funcionarios y autoridades; máxime cuando éstas últimas dicen encarnar valores sociales que van por la vía de la integración, la inclusión y la promoción de los derechos de todos, todas y todes.

Los trabajadores y trabajadoras municipales no somos un grupo escindido de la realidad del país, ni tampoco un reducido grupo de sujetos a los cuales se puede pasar a llevar o tratar con faltas de respeto. Formamos parte de uno de los estamentos más sensibles del estado, más cercanos a la comunidad y cuya labor es esencial para atender las necesidades y requerimientos de nuestros vecinos y comunidades. Somos los herederos de quienes nos legaron el valor de la dignidad y el respeto, de hombres y mujeres que pagaron caro su compromiso con la defensa del derecho de los trabajadores y trabajadoras, como es el caso de nuestro recordado dirigente Lincoyán Berríos, cuya memoria honramos todos los años.

En atención a lo antes expuesto, es que solicitamos al Honorable Concejo Municipal de Santiago, tomar nota de lo que aquí manifestamos o e invitamos de manera muy seria y comprometida a todas las señoras y señores concejales de Santiago a conocer de cerca el trabajo que los funcionarios y funcionarias realizamos, a dialogar con las organizaciones gremiales y a recorrer las dependencias del municipio para conocer de primera fuente las situaciones que como trabajadores y trabajadoras nos afectan.

Esperamos que la lección recibida por las autoridades políticas en el último plebiscito pueda ser fuente de corrección de aquellas prácticas que los han alejado de los ciudadanos y ciudadanas, y que de manera tan contundente la ciudadanía se encargó de recordárselos. En este escenario, los trabajadores y trabajadoras municipales, somos un estamento activo de la sociedad y muy conscientes de nuestras responsabilidades y obligaciones, pero así también muy conscientes de nuestras luchas y de todos los derechos conquistados.

 

Asociación de Profesionales y Técnicos

Pedro de Valdivia